FANDOM


En León durante el siglo XIX había muchas familias adineradas, una de ellas fue la familia de la joven Rosaura, que tenía además de un gran ganado, parcelas y una gran fortuna familiar. Sus padres querían que ella se casara con un hombre trabajador y de buena familia para mantener su buena fortuna y hacer crecer su riqueza.

En una de las fiestas del pueblo, la joven conoció a José Antonio, alguien poco agraciado que tampoco era muy trabajador. Aunque intentó cortejarla, Rosaura nunca le prestó atención, tampoco estaba interesada en volver a verlo y terminó aborreciéndolo. Pero cuando José Antonio se enteró de la gran fortuna familiar que tenía Rosaura se prometió que haría todo con tal de hacerla su esposa.

El joven escuchó de un poderoso brujo que hacía los sueños realidad de muchas personas. Cuando fue con él, le dijo que lo que más anhelaba era casarse con Rosaura para poder heredar su fortuna y ser uno de los hombres más ricos de León. El brujo le dijo que esto era posible siempre y cuando hiciera un “pequeño” trato con el diablo, se trataba de un pacto a cambio de algo que el hombre no valoraba. José Antonio aceptó sin saber lo que daría a cambio cuando su deseo se hiciera realidad.

Mientras tanto, algo extraño le pasaba a Rosaura, ella no sabía por qué de repente se comenzó a interesar por ese joven al que antes aborrecía. Se declaró perdidamente enamorada de José Antonio, salió a buscarlo y aceptó ser su novia. El joven no perdió la oportunidad de hacer sus sueños y de inmediato hizo los arreglos para pedir la mano de su novia. La familia de Rosaura no se explicaba la elección de su hija, pero la respetaron y aceptaron que los jóvenes se casaran.

La boda se preparó en menos de un mes, ese gran día se encontraban reunidas las familias más ricas de León pero todos veían de menos al novio. Cuando todos estaban en la iglesia el novio estaba en la entrada esperando la llegada de Rosaura. La chica llegó en una carreta, vestida de blanco con un hermoso vestido. Entraron a la iglesia y se casaron entre felicitaciones y aplausos.

Cuando salieron juntos de la iglesia como marido y mujer, se acercó un elegante hombre vestido de catrín que le dijo a José Antonio unas palabras al oído: “Vengo a cobrar el pacto que hicimos”- De inmediato el novio cayó muerto a la entrada de la iglesia. Muchos aseguran que José Antonio hizo un pacto con el diablo a cambio de su vida, por lo que jamás pudo ver cumplido su sueño de convertirse en uno de los hombres mas ricos de su ciudad.

En nuestros días, aún existen personas que continúan haciendo pacto con el diablo, sin embargo no imaginan el final que les aguarda.