FANDOM


Era uno de esos días que no sabes que hacer, allí estaba yo flojeando en el sillón haciendo zaping , de repente mi mama y mi papa llegan felices del trabajo, los dos llaman a mis demás hermanos, no sabíamos por que nos llamaban, casi nunca estaban felices; ellos con emoción nos decían que nos tenían una sorpresa, la sorpresa era ir a un circo que venia de Europa muy famoso, la verdad no estaba para nada emocionada pero acepte ir haciendo creer a mis padres que estaba feliz, yo les pregunte que día era ellos dijeron que esta noche a si queme arregle , yo apurada me fui arreglar diciéndoles que era muy poco tiempo para una adolescente, trate de ponerme algo sutil pero lindo , pero en mi intento fui con lo primero que encontré.

Llegamos al circo por fuera era muy lindo, estábamos entrando y de pronto desaparece mi familia, yo los busque pero alguien me atrapa y me toma de las manos y piernas y me jalaban muy fuerte, yo gritaba pero al parecer nadie me escuchaba. cuando pude ver algo vi un horrible payaso con una cara y dientes macabros, su mirada era de que me descuartizara en miles de pedazo, yo gritaba y gritaba , pero el media cállate y agarra un martillo y me golpea, de pronto despierto y al parecer me había desmallado. el circo estuvo genial pero nunca me pude quitar la cara, cada noche esa horrible cara me atemorizaba sin piedad, cuando hiba en el baño lo veía frente al espejo, soñaba con el todas las noches; mi mama me decidió llevar al doctor en el me diagnosticaron esquizofrenia leve, decían que era muy común esta enfermedad en adolescentes, me dieron pastillas, pero cada vez era peor.

Un día no aguantaba mas, oía voces que me decían córtate, córtate y haci acabara el dolor decidí hacer caso a esas sugerencias a si que a escondidas del taller de mi papa agarre un corta cartón y mi corte el estomago y las venas, me desangre toda la noche. Mis papas me llevaron al doctor me pincharon en la vena con anestesia, cuando desperté estaba en un cuarto pequeño sin ventanas y con una cama. Seguían las voces una y otra vez ya no soporte y agarre una cuerda que me había dado una compañera y de la lampara me colgué.